domingo, 8 de octubre de 2017

El placer de servir - Gabriela Mistral

Toda naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú;
Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;
Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.
Sé el que aparta la piedra del camino, el odio entre los
corazones y las dificultades del problema.


Hay una alegría del ser sano y la de ser justo, pero hay,
sobre todo, la hermosa, la inmensa alegría de servir.
Que triste sería el mundo si todo estuviera hecho,
si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que emprender.


Que no te llamen solamente los trabajos fáciles
¡Es tan bello hacer lo que otros esquivan!
Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito
con los grandes trabajos; hay pequeños servicios
que son buenos servicios: ordenar una mesa, ordenar
unos libros, peinar una niña.


Aquel es el que critica, éste es el que destruye, tu sé el que sirve.
El servir no es faena de seres inferiores.
Dios que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamarse así: "El que Sirve".


Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos
pregunta cada día: ¿Serviste hoy? ¿A quién?
¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?

domingo, 30 de agosto de 2015

San Francisco de Asís y el Orden Divino
      Había encontrado el tesoro que persiguiera durante algunos años: la armonía de su ánimo con Dios y con el mundo. De allí en adelante no volvió a intranquilizarlo ningún tipo de preocupación exterior; como un niño se entregó a la protección de Dios y hablaba con él, no como ante un espíritu muy lejano y nunca visto, sino como si se dirigiera a un padre presente, amoroso y familiar.

 
Francisco fue citado a comparecer ante el tribunal del obispo en un día establecido. Al llegar al lugar, obediente y contento, encontró allí reunida la ciudad entera por curiosidad y ganas de mofarse. Después de que su padre lo expulsara y desheredara con gran furia, el joven procedió de inmediato a quitarse humildemente sus ropas, que pertenecían al señor Bernardone, se las entregó, quedó desnudo allí de pie y declaró su propósito de reponder únicamente ante el Padre en el Cielo en el futuro.

Nadie se animó entonces a burlarse de él, y el obispo, asombrado por tanta valentía y fe, cubrió al desnudo con su propio manto.

Este fue el casamiento de Francisco con la sagrada pobreza.
Había encontrado el tesoro que persiguiera durante algunos años: la armonía de su ánimo con Dios y con el mundo. De allí en adelante no volvió a intranquilizarlo ningún tipo de preocupación exterior; como un niño se entregó a la protección de Dios y hablaba con él, no como ante un espíritu muy lejano y nunca visto, sino como si se dirigiera a un padre presente, amoroso y familiar.

Y así como de niño había sido un poeta, un soñador y un trovador, brotó ahora en su alma liberada un nuevo manantial, rebosante de alegrías y canciones. Sus canciones no fueron registradas por nadie, sólo una llegó hasta nosotros. Pero atravesaron los lejanos campos entonando el consuelo y las ganas de vivir en miles de corazones oprimidos, renovando el brío en los ánimos cansados y desalentados, penetrando hondo en los oídos del pueblo y encendiendo un ardor como pocos cantores lo han encendido jamás.
           Hermann Hesse - San Francisco de Asís



miércoles, 28 de mayo de 2014

Frithjof Schuon, escritor, pintor y poeta

Frithjof Schuon nace en Basilea (Suiza) el 18 de junio de 1907, de padres de origen germánico y alsaciano. En su juventud se establece en París, donde ejerce su oficio de diseñador textil. De temperamento místico y gnóstico, se impregna del Vêdânta y se interesa en profundidad por todas las religiones, entre ellas el cristianismo y el Islam. En 1932 viaja a Mostaghanem, donde conoce al célebre Shaykh Ahmad al-Alawî, que lo recibe en su Tarîqah. Tres años después Schuon será "moqaddem" (representante) del Shaykh, antes de convertirse él mismo en un maestro espiritual con discípulos en muchas partes del mundo. Lector y corresponsal del metafísico francés René Guénon, viaja a El Cairo en 1938 y 1939 para conocerlo. Después de la II Guerra Mundial, Schuon, que reside en Lausanne, emprende varios viajes a América del Norte para conocer a los indios de las Llanuras que conservan la tradición, a Marruecos y a diversos países de Europa. Su obra escrita cuenta con más de veinte libros traducidos a numerosas lenguas y constituye una verdadera suma metafísica y espiritual sin equivalente en el siglo XX. En ella desarrolla y explicita ampliamente el tema de la "Unidad transcendente de las Religiones" y de la necesaria comprensión "esotérica" de éstas como antídoto contra el nihilismo contemporáneo. Su obra pictórica y poética, menos conocida, muestra toda la riqueza de su asombrosa personalidad.

lunes, 12 de mayo de 2014



John Denver,  fue un cantante country, compositor, músico y actor estadounidense. Nació en Roswell, Nuevo México.
Su introducción en el mundo de la música llegó a la edad de doce años cuando su abuela le regaló una guitarra acústica 1910 Gibson. Empezó a actuar en clubes locales cuando aún estaba en la universidad. En 1964 abandonó la universidad y se mudó a Los Ángeles, California para ingresar en el Chad Mitchell Trio, un grupo folk. Dejó el grupo, por entonces conocido como Denver, Boise y Johnson, en 1969 para empezar una carrera en solitario.
Este mismo año lanzó su primer LP, Rhymes and Reasons. Durante los cuatro años siguientes, álbumes como Whose Garden Was This,Take Me to Tomorrow y Poems, Prayers and Promises se estableció como una estrella de la canción estadounidense popular.
 En 1994 escribió una autobiografía titulada Take me home. 
     Denver no sólo es conocido como cantante, lo es por su labor humanitaria. Trabajó extensamente en proyectos de conservación y ayudó a crear el Arctic National Wildlife Refuge en Alaska. También fundó su propio grupo ecologista llamado Windstar Foundation. Denver tuvo también mucho interés en las causas y las soluciones del hambre, y visitó África durante los 80 para ser testigo de primera mano del sufrimiento causado por el hambre y también para trabajar con los líderes africanos detrás de una solución.
Después de una agradable experiencia en The Muppet Show, grabó otros dos especiales con muñecos: John Denver and the Muppets: A Christmas Together (1979) y John Denver and the Muppets: Rocky Mountain Holiday (1982). Desafiando todas las etiquetas convencionales, John Denver ocupó un singular lugar en la música estadounidense: un compositor con un inmenso trabajo popular que habitaba el mundo natural. Canciones como Take Me Home, Country Roads, Leaving on a Jet Plane o Rocky Mountain High son famosas en todo el mundo. Las características de sus canciones son: una melodía dulce, un acompañamiento de guitarra elegante y unas verdadera convicción en sus letras. Fue uno de los pocos cantantes occidentales conocidos más allá de Europa, incluyendo África, India y el sudeste asiático.
En 1981 se presentó junto al tenor Plácido Domingo, pero en la medida en que avanzaban los años 80 su popularidad decaía. Mucho del declive obedecía a que ahora concentraba sus energías en temas humanitarios, ecológicos y relacionados con la paz mundial.
En febrero de 1985 se presenta en el XXVI Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar y causó un gran suceso en el país trasandino. En mismo año, durante su segunda visita a la Unión Soviética, el Sub director de Asintos Culturales de Leningrado presentó a Denver ante la prensa diciendo:
"Hay un dicho ruso que dice que la primera manifestación de la primavera no nos dirá cómo será toda la estación, pero esa primera manifestación puede marcar el cambio a una estación más caliente. Esperamos que esta visita de John Denver conduzca a una relación cultural más cálida entre Estados Unidos y la Unión Soviética."
Denver respondió:   "Como artista y cantante estoy comprometido con construir entendimiento y amistad entre los pueblos."
Sus esfuerzos por la paz y la desaparición del hambre le llevaron a escribir a Ronald Reagan y a Mijaíl Gorbachov para que destinaran más dinero a solventar los problemas del hambre que a las armas. Hacia mediados de 1985, Denver testificó junto a Frank Zappa y Dee Snider en un asunto de la censura en una audiencia de la PMRC.
En el año 1987 se presentó en China, la Unión Soviética y en la recientemente devastada Chernobyl. El esfuerzo de Denver por estrechar lazos entre las potencias enfrentadas en la Guerra Fría le llevó a grabar una canción contra el armamentismo junto al cantante soviético Alexandre Gradsky, la primera vez que el régimen permitía algo parecido.
Más tarde, hacia 1992, John Denver viajó aún más lejos para presentarse en China y en 1994 cantó en Vietnam, siendo la primera vez que un artista norteamericano cantaba después de la Guerra de Vietnam.
A lo largo de su vida, John Denver recibió todo tipo de reconocimientos que van desde los que se entregan a los artistas, hasta los que solo se le dan a aquellas personas que hacen lo humanamente posible para hacer de este un mundo mejor.
En los meses inmediatamente anteriores a su muerte en un accidente de avión en 1997 a la edad de 53 años, estuvo grabando un episodio de Nature Series, centrado en las maravillas naturales, la inspiración de sus canciones más queridas. El resultado es una película conmovedora y melódica que registra sus últimos viajes en el yermo y contiene su última canción Yellowstone, Coming Home, compuesta mientras navegaba por el río Colorado con su hijo y con su hija pequeña.

Extraído de Wikipedia 

miércoles, 22 de enero de 2014

   
-Estoy feliz, Momó. Estás conmigo y sé lo que pone mi Corán. Ahora te quiero llevar a bailar.
   -¿A bailar, señor Ibrahim?
   - Es absolutamente necesario. "El corazón del hombre es como un ave prisionera en la jaula del cuerpo". Cuando bailas, el corazón canta como un pájaro que anhela fundirse con Dios. Ven, vamos al tekké.
   -¿Al qué?
  -¡Vaya discoteca más rara!- exclamé al atravesar el umbral.
  - Un tekké no es una discoteca, es un monasterio. Momó, pon ahí los zapatos.
   Y ahí es donde vi por primera vez a hombres haciendo el giro derviche.
   -¡Ves, Momó!Giran sobre sí mismos, giran en torno a su corazón, que es el lugar de la presencia de Dios. Es como una oración.
"El señor Ibrahim y las flores del Corán". Eric-Emmanuel Schmitt

viernes, 8 de noviembre de 2013




 
Acuérdate de saber siempre lo que quieres.
    “… la gente siempre está en condiciones de realizar lo que sueña”
   “La vida quiere que vivas tu Leyenda Personal”
      "Alguien que de verdad te ame jamás te separará de tu Leyenda Personal."
    "Sí tu corazón tiene miedo, explícale que el miedo a sufrir es peor que el mismo sufrimiento y que ningún corazon jamás sufrió cuando fue en busca de sus sueños porque cada momento de búsqueda es un momento de encuentro con Dios y con la eternidad."
     “Tú fuiste una bendición para mí. Y hoy estoy entendiendo una cosa: toda bendición no aceptada se transforma en maldición. Yo no quiero nada más de la vida. Y tú me está empujando a ver riquezas y horizontes que nunca conocí. Ahora que los conozco, y que conozco mis inmensas posibilidades, me sentiré aún peor de lo que me sentía antes. Porque sé que puedo tenerlo todo, y no lo quiero.”
        “Las ovejas, sin embargo, le habían enseñado una cosa mucho más importante: que había un lenguaje en el mundo que todos entendían, y que el muchacho había usado durante todo aquel tiempo para hacer progresar la tienda. Era el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de algo que se deseaba o en lo que se creía.”  
    "Cuánto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la Leyenda Personal en la verdadera razón de vivir."


El alquimista / Paulo Coelho

miércoles, 23 de octubre de 2013

Ciclo de cine sobre el Plan Divino para cada ser
 Cada lunes de noviembre 2013, en Santa Cruz de Tenerife